• Los niños tienen más riesgo de contraer la Enfermedad de Lyme y son más vulnerables a las infecciones del sistema nervioso central.

  • La transmisión de la Enfermedad de Lyme y otras infecciones puede ser cuestión de minutos, especialmente si la garrapata no es retirada apropiadamente.

  • La Enfermedad de Lyme es conocida como “La Gran Imitadora” y puede ser confundida con la Esclerosis Lateral Amiotrófica, Esclerosis Múltiple, Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia, Alzheimer, Parkinson, Autismo y otras enfermedades.

  • Diversas investigaciones sugieren que la Enfermedad de Lyme y otras infecciones pueden ser transmitidas de la madre al hijo durante el embarazo.

  • Diferentes estudios muestran que los test de laboratorio estándar recomendados por la CDC en Estados Unidos para diagnosticar la Enfermedad de Lyme pueden fallar en aproximadamente la mitad de los casos, produciendo muchos casos sin diagnosticar e infecciones más difíciles de tratar posteriormente.

  • Más del 63% de los pacientes tratados para la Enfermedad de Lyme continuan sufriendo síntomas que pueden ser debilitantes.

  • La CDC estima que hay 300.000 nuevos casos de la Enfermedad de Lyme cada años en los Estados Unidos. Algunos expertos creen que el actual número de nuevos casos podría ser hasta de 1 o 2 millones de nuevos casos por año en Estados Unidos. En España no hay estimaciones oficiales del número de casos anuales, pero debido a que la Borrelia está extendida por toda Europa, extrapolando los datos se podría hablar de entre 40.000 y 50.000 casos anuales.

  • La Enfermedad de Lyme ha sido reportada en todos los estados de América excepto en Hawaii, en todos los paises de Europa y en todos los continentes excepto en la Artántida.

  • Cada años se diagnostican 6 veces más de casos de la Enfermedad de Lyme que de VIH/Sida, aunque recibe menos de 1% de dinero que el VIH para su investigación.

  • Menos del 50% de los pacientes con la Enfermedad de Lyme recuerdan haber sido picados por una garrapata o haber tenido el eritema migrans.

  • Actualmente no hay test disponibles que prueben que la bacteria causante de la Enfermedad de Lyme haya sido erradicada o que el paciente haya sido curado después del tratamiento.

  • Las garrapatas pueden llevar diferentes tipos de bacterias, virus e infecciones parasitarias, algunas pueden complicar el diagnóstico, tratamiento y recuperación.